Inicio PORTADA Gemelas separadas al nacer se reencontran gracias a un video de TikTok

Gemelas separadas al nacer se reencontran gracias a un video de TikTok

Amy y Ano descubrieron que son gemelas idénticas por casualidad, gracias a un concurso de talentos de televisión y a un video de TikTok, ambas investigando sobre su separación se enteraron que al nacer fueron separadas de su madre y vendidas a familias distintas.

Al indagar sobre su pasado, se dieron cuenta de que formaban parte de los miles de bebés robados de hospitales y vendidos en Georgia.

La historia de cómo se descubrieron mutuamente comienza cuando tenían 12 años.

Amy Khvitia estaba en casa de su madrina, cerca del mar Negro, viendo su programa de televisión favorito, “Georgia’s Got Talent”.

De repente apareció concursando una chica bailando  que era exactamente como ella. No es que se parecíera, era idéntica.

“Todo el mundo llamaba a mi madre y le preguntaba: ‘¿Por qué Amy baila con otro nombre?'”.

Amy se lo comentó a su familia, pero no le dieron importancia. “Todo el mundo tiene una doble”, dijo su madre.

Siete años después, en noviembre de 2021, Amy publicó en TikTok un video en el que aparecía con el pelo azul haciéndose un piercing en la ceja.

A 320 km de distancia, en Tiflis, otra joven de 19 años, Ano Sartania, recibió el video a través de una amiga. Le pareció “genial que se pareciera a mí”.

Cuando tenían 12 años.

Ano intentó localizar en internet a la chica de la ceja perforada, pero no pudo encontrarla, así que compartió el video en un grupo de WhatsApp de la universidad para ver si alguien podía ayudarla.

Alguien que conocía a Amy vio el mensaje y las conectó en Facebook.

Amy supo al instante que Ano era la chica que había visto hace tantos años en el concurso de talentos en televisión.

“Hace tanto tiempo que te busco”, le envió un mensaje. “Yo también”, respondió Ano.

En los días siguientes descubrieron que tenían mucho en común, pero no todo tenía sentido.

Nacimiento

Ambas nacieron en la maternidad de Kirtskhi (que ya no existe), en el oeste de Georgia, pero, según sus certificados, sus fechas de nacimiento se diferenciaban en un par de semanas.

Según estos documentos, no podían ser hermanas, y mucho menos gemelas. Pero había demasiadas similitudes.

Durante los dos últimos años han ido construyeron una imagen de lo que ocurrió.

Y a medida que fueron desentrañando la verdad, se dieron cuenta de que no fueron las únicas, que hay decenas de miles de personas en Georgia que, durante décadas, también fueron sacadas de hospitales cuando eran bebés y vendidas.

Ha habido intentos por parte de las autoridades de investigar lo ocurrido, pero nadie ha tenido que rendir cuentas todavía.

Decidieron enfrentarse a sus familias y por primera vez supieron la verdad. Habían sido adoptadas, por separado, con pocas semanas de diferencia en 2002.

Amy estaba disgustada y sentía que toda su vida había sido una mentira.

Mientras Ano estaba enfadada  con su familia también, “pero sólo querían que se acabaran las conversaciones difíciles para que todos pudiéramos seguir adelante”.

Al investigar más a fondo, las gemelas descubrieron que los datos de sus certificados de nacimiento oficiales, incluida la fecha en que nacieron, eran erróneos.

Incapaz de tener hijos, la madre de Amy cuenta que una amiga le dijo que había un bebé no deseado en el hospital local.

Tendría que pagar a los médicos, pero podría llevársela a casa y criarla como si fuera suya.

A la madre de Ano le contaron la misma historia.

Ninguna de las familias adoptivas sabía que las niñas eran gemelas y, a pesar de haber pagado mucho dinero por adoptar a sus hijas, dicen que no se habían dado cuenta de que era ilegal.

En ese momento Georgia atravesaba un periodo de agitación y, como el personal del hospital estaba implicado, pensaron que era legítimo.

Ninguna de las dos familias quiso revelar cuánto dinero se intercambió.

“Siempre sentí que faltaba algo o alguien en mi vida”, dice Ano. “Solía soñar con una niña de negro que me seguía a todas partes y me preguntaba por mi día”.

Esa sensación desapareció cuando encontró a Amy.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here